Cuidado y almacenaje

Antes de vestir el kimono

Lavarse bien las manos antes de tocar la seda y evitar las cremas pues podrían manchar de grasa la tela.

Despúes de su uso

Colgar en una percha la prenda en un lugar a la sombra 1-2 días para que se airee. Después doblarlo correctamente y guardarlo.

Lavado del kimono, yukata y obi

Prenda nueva

Los productos nuevos han sido cuidadosamente elegidos por su diseño y calidad. Son fáciles de lavar en la lavadora en agua fría y con jabón neutro o para prendas delicadas.

Prenda vintage

Si se desea lavar una prenda de seda lo mejor es llevarla a una tintorería de confianza y optar por la limpieza en seco, si se lava en casa se corre el riesgo de encogimiento de la tela. Para otros materiales como el lino, algodón o lana se puede lavar con agua fría en casa a mano con un jabón neutro.

Planchado del kimono

Si la prenda es de algodón, lana o sintética se puede planchar vigilando la temperatura, es aconsejable empezar por una temperatura suave e ir incrementándola poco a poco si fuera necesario.

En el caso de la seda es recomendable poner un paño encima para proteger la tela y decoraciones, evitar también el vapor.