Saltar al contenido

Haori shiki

89,00 IVA incluido

La chaqueta del kimono, de forma tradicional, se viste sobre kimono, aunque en la actualidad es una prenda muy versátil que puede combinarse con tu ropa habitual para una cena, boda o simplemente para ir a la oficina.

Espectacular haori en fondo negro exquisitamente adornado con hilos metalizados que se entrelazan para crear cautivadores diseños florales que evocan múltiples estaciones. La combinación del fondo oscuro y los relucientes detalles metálicos confiere a la prenda una elegancia única, resaltando la belleza atemporal de las flores en todo su esplendor. En la parte posterior tiene un kamon, el emblema familiar, bordado a mano con diminutas puntadas.

Medida
largo: 82 cm
largo de manga: 65 cm
caída de manga: 56 cm

Al ser una prenda abierta por delante se adapta a diferentes medidas.

Confección y teñido: confección y teñido a mano

Estado:  segunda mano

Material: seda

Época: años 60-80

Este artículo no incluye haori-himo, los cordones para atarlo en la parte delantera. Si quieres llevarlo de la forma tradicional, tienes disponibles varios modelos en la tienda.

Para más información consultar «Medidas de kimono«.

Hay existencias

SKU: 3092 Categorías: , Etiquetas: , , , ,

¿Qué es el haori?

Un haori es una prenda tradicional japonesa que se asemeja a un abrigo ligero o chaqueta larga. Por lo general, se usa sobre el kimono, pero también puede combinarse con ropa moderna. Aunque históricamente se utilizaba como una capa exterior para protegerse del frío, hoy en día es más comúnmente una prenda de estilo.

Los haoris suelen ser prendas rectangulares con mangas amplias y se cierran en la parte delantera con un cordón debajo del pecho. Vienen en una variedad de colores y patrones, desde diseños simples y elegantes hasta estampados más elaborados.

¿Cómo lo puedo vestir?

La forma tradicional de vestirlo es encima de una combinación de kimono. También es posible llevarlo con ropa occidental sobre un vestido, tejanos, camiseta… Un cinturón también le da un toque al conjunto. ¡Las posibilidades son infinitas, solo dependen de tu imaginación!